Miercoles, 20 de Agosto del 2014
BOLETINES DE NOTICIAS
Suscríbete ahora !
Y te llevamos al gimnasio

LOS BENEFICIOS DE LA PRACTICA DEPORTIVA
Publicada el 01 de Mayo del 2006

Los beneficios de la práctica deportiva

Quienes practican deporte con regularidad mejoran su estado de salud y su calidad de vida, porque la realización regular y sistemática de una actividad física adecuada para las circunstancias particulares de cada persona, es sumamente beneficiosa para la prevención de enfermedades y para el desarrollo y rehabilitación de la salud, además de un medio excelente para mejorar el equilibrio personal y reducir el estrés.

A nivel físico:

Elimina grasa y previene ante la obesidad
Previene ante enfermedades coronarias
Mejora la capacidad respiratoria
Disminuye la frecuencia cardiaca en reposo
Favorece el crecimiento.
Mejora el desarrollo muscular.
Combate la osteoporosis.
A nivel psíquico:

Tiene efectos tranquilizantes y antidepresivos.
Mejora los reflejos y la coordinación.
Aporta sensación de bienestar.
Elimina o reduce el estrés.
Previene el insomnio y regula el sueño.
Estimula la iniciativa.
Canaliza la agresividad.
Favorece el autocontrol.
Nos enseña a aceptar y superar las derrotas.
Nos enseña a asumir responsabilidades y a aceptar las normas.
Favorece y mejora la autoestima
Nos enseña a ser disciplinados
Cada persona necesita realizar algún tipo de ejercicio físico para mejorar los aspectos que más le interesen. En este sentido, un ejercicio saludable debe cumplir una serie de requisitos:


Ser personalizado y de fácil comprensión para quien lo practique.

Que la iniciación comience por los niveles de intensidad más bajos.

Que en su ejecución intervenga el mayor número posible de músculos y articulaciones.

Que se practique dos o tres veces por semana, y al menos durante 30 minutos en cada sesión.

Cómo sacar el máximo rendimiento a su trabajo en el gimnasio:


Busque estímulos para la práctica habitual del ejercicio físico. La regularidad es el secreto de la forma física, pero asegúrese de no sobrecargar su organismo.

Reflexione sobre su capacidad y condición física para adecuarse a la actividad elegida y establecer la intensidad de su práctica.

Déjese asesorar por especialistas, tanto en el aspecto deportivo como en el médico. El mejor ejercicio es el que combina el trabajo cardiovascular o aeróbico con una puesta a punto muscular.

Comience por una actividad física moderada tres días a la semana de forma alterna. La duración más recomendable, sobre todo en los primeros días, es de entre 20 y 30 minutos de ejercicio aeróbico.

Inicie las sesiones con ejercicios de calentamiento para preparar al cuerpo para un esfuerzo mayor. El calentamiento disminuye el riesgo de lesiones.

Empiece los ejercicios lentamente y aumente la velocidad de forma gradual.

Respire de forma controlada. Aspire al ponerse en tensión y espire al relajarse. No retenga aire en los pulmones mucho tiempo.

- Beba agua antes, durante y después del ejercicio. Evitará la deshidratación y los calambres musculares.

Termine la sesión con estiramientos y relajación. Los ejercicios de estiramiento estimulan la circulación periférica y ayudan a devolver los músculos a su estado inicial.

Las prendas más adecuadas son las de licra o algodón. Unas zapatillas deportivas adecuadas y unos guantes (si se van a hacer pesas) completan el equipo.

Usar la sauna una o dos veces por semana ayuda a eliminar la sensación de fatiga, relaja e hidrata la piel, pero quienes tienen la tensión baja deben limitar el tiempo de exposición.

Lo mejor es combinar actividades que potencien los distintos grupos musculares con las cardiovasculares. Nuestro músculo más importante es el corazón.

En los aparatos de peso, comience casi sin peso ya que al principio hay que aprender el gesto técnico y mantener la postura correcta durante toda la actividad. Además, hay que comenzar haciendo muchas repeticiones para ganar en resistencia.

Ser constante, la clave

Las razones que provocan esta falta de constancia son varias y de diversa naturaleza. Los primeros esfuerzos se ven recompensados rápidamente con un mayor tono físico, pero el problema surge cuando el cuerpo tarda más tiempo en mostrar esos resultados tan deseados. Esta es una de las razones más comunes que suponen el abandono de la cita con el gimnasio.

Consejos para mantener el hábito:

Plantearse objetivos a corto plazo y metas que se puedan cumplir. A medida que se superan los primeros ejercicios, los estímulos también crecen.

El apoyo del entorno social de quien acude a un gimnasio es muy importante: deben hacerle notar que la práctica deportiva le está suponiendo un beneficio físico y psicológico.

El ejercicio en grupo es muy recomendable para mantener el hábito, ya que se hace más llevadero, se refuerzan los vínculos sociales y aumenta la sensación de compromiso: no podemos fallar a los compañeros

Cómo elegir un buen gimnasio


No se apunte a un gimnasio que queda lejos de su casa o su lugar de trabajo.

Visite las instalaciones y compare los precios antes de decantarse por un centro u otro.

Considere la amplitud de horarios y si estos se adaptan a su disposición de tiempo libre. Compruebe si abren los fines de semana y si permanece abierto a mediodía, así como a qué hora cierra por las noches.

Valore las actividades deportivas que puede desarrollar en el gimnasio. Compruebe que el gimnasio ofrece una variedad de actividades suficiente (clases, pistas de squash, escalada, piscina, y otras muchas), así como si ofrece servicios relacionados con la salud y la estética (masajes, sauna, zona de aguas, etc). Otros servicios a tener en cuenta: tienda, cafetería, restaurante, alquiler de toallas y taquillas, servicios médicos, etc.

Antes de apuntarse, realice una completa visita a todas las instalaciones, compruebe la diversidad y calidad de equipos y máquinas (que se encuentren en perfecto estado y que su movimiento sea uniforme), de forma que permitan desarrollar ejercicios aeróbicos y de fuerza.

Confirme que existe el número suficiente de aparatos, de forma que no se produzcan esperas debido a que hay pocos aparatos o demasiados usuarios deseando utilizarlos.

Asegúrese de que el gimnasio cumple con todas las condiciones exigibles de limpieza e higiene. Compruebe que vestuarios, zonas de ducha y el resto de instalaciones mantienen un estado de máxima limpieza, con adecuada iluminación y ventilación.

El monitor debe enseñarle cómo funciona cada aparato y comprobar que ha entendido perfectamente el circuito diario que debe realizar. Es muy recomendable que tenga la titulación adecuada (licenciado en educación física, título de entrenador deportivo, etc). Pregunte por las titulaciones de los monitores y compruebe que su número sea suficiente para el número de usuarios registrados en el gimnasio.

Pregunté en cada centro en qué consiste cada actividad de las que ofrece. Muchas de ellas tienen nombres diferentes a los de otros gimnasios, porque no son nombres genéricos sino marcas registradas.

Pregunte si le va a hacer una evaluación médico-deportiva: toma de presión arterial, frecuencia cardiaca, prueba de esfuerzo y mediciones de talla, peso, masa ósea, magra y grasa. Si el usuario sufre lesiones o patologías, los ejercicios deberán ser diseñados específicamente para él. Por ello, es conveniente que el gimnasio disponga de gabinete médico y que se realicen exámenes médicos a los usuarios.

¿Qué hacer en el gimnasio?

La llegada de un cliente a un gimnasio implica necesariamente una información de las actividades y servicios que se ofrecen. Sin embargo, a menudo, la información facilitada conduce a la confusión y desorientación del usuario. Esto es debido a que en cada gimnasio muchas de las actividades tienen nombres diferentes a los del resto de establecimientos.

Por citar un ejemplo, la actividad realizada en una bicicleta estática dirigida por un monitor y apoyada por la música, recibe nombres tan dispares como: “Fit Bike”, “Spinning”, “Ciclismo Indoor”, “Hot Cycling”, “Fit Spin”, “Spin Bike”, “Ciclo Bike” o “Ciclo Indoor”
Estas diferentes denominaciones de las actividades llevadas a cabo dentro de cada gimnasio son debidas a que gran parte de ellas son conceptos protegidos por la ley de registros y marcas internacional. Por supuesto, la utilización de estos nombres por parte de un gimnasio implica que éste paga derechos y cánones: el monitor debe realizar una serie de cursos, pagando por ellos y, además, utilizar los equipamientos (máquinas, música, etc) facilitados por esa marca.

Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones, la actividad sigue siendo la misma o similar, lo único que cambia es el nombre que recibe en cada gimnasio.

Entre las actividades que se pueden realizar en un gimnasio destacan:

Aeróbic: basado en ejercicios físicos estructurados y secuenciados, acompañados por ritmos musicales con la finalidad de lograr una mejora cardiovascular siguiendo una coreografía. Aumenta y desarrolla la resistencia muscular, la velocidad, la flexibilidad, la coordinación, la agilidad y la relajación. Además, permite una mejora de los huesos en cuanto a su resistencia. A partir del aeróbic se han desarrollado técnicas, actividades y disciplinas diferentes: jazzaerobic, aeróbic latino, aerodance, funk, etc.

Método Pilates: programa que fomenta la flexibilidad y la movilidad de los miembros y fortalece la musculatura. Al igual que el yoga y otras prácticas “mente-cuerpo”, obliga a concentrarse en la respiración, olvidándose del stress diario. Más que un ejercicio, consiste en una serie de movimientos destinados a mejorar y disminuir los dolores de espalda y otras articulaciones, fomentando su flexibilidad y fortaleciéndolas.

Fitness acuático: combinaciones de ejercicios físicos dentro del agua que suponen una mejora de la condición física en general. Así, se mejora la circulación sanguínea, mejora las funciones cardíacas y pulmonares, mejora de la actividad articular, la coordinación de movimientos, etc. Hay 2 modalidades: el aquaerobic y el aquagym, ambas disciplinas se desarrollan en piscinas de poca profundidad (el agua llega a la altura del pecho). El aquaerobic consiste en ejercicios de aeróbic dentro del agua, al ritmo de la música. Recomendado para personas con sobrepeso o con problemas de espalda o rodilla. En el aquagym, los ejercicios se concentran más en la tonificación muscular, en las repeticiones y el uso de diferentes materiales (pesas, pelotas, etc). Recomendado para personas con problemas traumatológicos, articulares o musculares. Una tercera modalidad de reciente aparición es el aquastep, aeróbic en el agua con steps (escalones).

Spinning o ciclismo indoor: actividad realizada sobre una bicicleta estática siguiendo el ritmo marcado por un monitor y con la música como elemento motivante. El pulsómetro que controla la frecuencia cardiaca del practicante.
Tras un periodo de calentamiento, se simula un viaje a través de carreteras y parajes diferentes. El pedaleo no tiene interrupción y los participantes aumentan y disminuyen el ritmo, variando el nivel de esfuerzo y cambiando de postura en la bicicleta. El monitor tiene un papel esencial: debe dirigir y controlar totalmente al grupo, recurriendo estímulos que motiven a los usuarios.

Step: reiterados ascensos y descensos de una plataforma o escalón (algunas de altura regulable para generar distintos niveles de resistencia), al compás de la música.

Body puma: combinación de ejercicios de aeróbic con pesas (ajustables en peso) al ritmo de la música destinados a aumentar la fuerza y resistencia muscular y reducir el volumen de grasa corporal.

Body balance: combinación de disciplinas orientales con métodos como el Pilates. Se mejora el equilibrio, la fuerza y la armonía en la respiración.

Body combat: combinación de movimientos del boxeo de disciplinas orientales. No existe contacto. Se trabajan resistencia, fuerza, flexibilidad y agilidad.

GAP: ejercicios para trabajar de intensamente glúteos, abdominales y piernas.

Stretching: estiramientos cuyo objetivo es el desarrollo y mejora de la elasticidad y movilidad articular.

Circuito: sistema básico de entrenamiento, que consiste en ejercitar todos los grupos musculares en una misma sesión realizando un ejercicio para cada uno de ellos con intervalos de descanso de entre 30 y 60 segundos.

Fitness training: variedad de ejercicios ayudados de material diverso (step, mancuernas, barras, colchonetas, gomas, etc) y acompañado de música.

Artes marciales: su práctica desarrolla la agilidad, la velocidad, la fuerza, los reflejos y la flexibilidad. Destacan: judo, taekwondo, karate, aikido, kung fu.

Aerotaebox o aerobox: combinación de técnicas y movimientos de aeróbic, taekwondo y boxeo. Las sesiones cuentan con la misma estructura de una clase de aeróbic, realizándose movimientos y ejercicios al ritmo de la música.

Kick boeing: técnica que combina golpes y movimientos de manos y piernas de forma reglamentada, lo que permite su práctica sin riesgos de lesiones graves. Es una actividad con gran desgaste de energía en cortos intervalos de tiempo.

Tae box: combina taekwondo, karate, boxeo, ballet y hip-hop con algunos movimientos básicos de aeróbic.

Cardio Kick boeing: combina artes marciales (karate, kick boxing, defensa personal) y boxeo, con ejercicios de entrenamiento aplicados a una clase colectiva de fitness y aeróbic.

Body Combat: ejercicio de fuerza, flexibilidad y resistencia. Es un entrenamiento aeróbico que combina y adapta movimientos y posiciones de varias disciplinas de autodefensa (karate, boxeo, tai-chi, taekwondo y full contact).

Capoeira: arte marcial en el que la música marca los movimientos entre dos contrincantes. Para el cuerpo es un ejercicio aeróbico de gran resistencia física y para la mente es un trabajo de agilidad, ya que se debe improvisar y encontrar soluciones rápidas ante el ataque.

Aikido: arte marcial japonés no violento y basado en utilizar la propia energía para controlar y alejar al oponente. Se pone gran énfasis en el movimiento.

Yoga: equilibra los cuatro sistemas principales del cuerpo: nervioso, arterial, linfático y energético. Se trata de un buen complemento a la práctica deportiva ya que aumenta la fuerza y la flexibilidad. Además, mejora trastornos funcionales como la taquicardia, el insomnio o los síntomas de la depresión.

Fuente: CONSUMER.ES

fabián cuenca cienciadeporte proteion portalesmedicos enbuenasmanos culturismoweb federacion madrileña de gimnasia nutrition & perfomance center federación española de aerobic recordprotein adelgazar.net todobasket aloeysalud buscagym.com !!! yoga y movimiento santi liébana en forma En forma todo corazon todo corazón
Diseñada y programada por Merkasi S.L. - Procesada en 0.0310 Segundos