Miercoles, 19 de Diciembre del 2018
BOLETINES DE NOTICIAS
Suscríbete ahora !
Y te llevamos al gimnasio

¿QUIERES EVITAR LA GRIPE A?
Publicada el 19 de Noviembre del 2009

Por Itziar Gonzalez.

FISIOSAN
Complementos alimenticios.

Aunque la repercusión de la enfermedad en los medios ha propiciado la alarma social, lo cierto es que la gripe A o Gripe Porcina no deja de ser una enfermedad vírica con un periodo de incubación en el organismo de unos diez días y que no afectará más que al 30% de la población mundial.

De este porcentaje, sólo precisarán ingreso hospitalario los que tengan enfermedades anteriores de diversa complejidad, que pertenezcan a alguno de los grupos de alto riesgo o que su estado de salud empeore gravemente por tardar en acudir a los servicios médicos.

Según ha informado el Dr. Juan Ignacio Zúñiga (Tocoginecólogo), no hay motivo para alarmarse, ya que la probabilidad de contagiarse por este nuevo virus en mucho menor que la de contraer la gripe normal. También recuerda que la mejor protección es la prevención.

Lo que nunca hay que olvidar es ponerse en contacto con los profesionales de la salud ante el más mínimo síntoma, ya sea acudiendo a un hospital como llamando al teléfono de Urgencias de cada Comunidad Autónoma para que sean ellos los que descarten el posible contagio o puedan actuar rápidamente si lo consideran necesario.

Los síntomas son parecidos a los de una gripe común (fiebre de inicio agudo, tos, estornudos y rinorrea, cansancio, malestar general, etc.) y las precauciones que se deben tomar para evitar contagios no son distintas de las recomendadas para prevenir los resfriados.

VÍAS DE TRANSMISIÓN

El virus de la Gripe A se transmite entre seres humanos de forma similar a la gripe estacional: por el aire y principalmente cuando una persona con gripe tose o estornuda.

Algunas veces, las personas pueden contagiarse al tocar algo que tiene el virus de la gripe y luego llevarse las manos a la boca o la nariz, por lo que es imprescindible lavarse las manos con agua y jabón en numerosas ocasiones a lo largo del día, sobre todo si estamos fuera de casa.

MEDICACIÓN GRIPE A:

* Amantidina y rimantidina: Su modo de acción es inhibir la destrucción de la envoltura viral en los endosomas celulares. Actúa en la proteína M2 del virus de influenza A, e inhibe su habilidad para disminuir el pH del habitat del endosoma, esencial para destruir la envoltura viral y liberar la nucleocápside. La amantadina es sólo efectiva contra el virus de la Influenza A y no contra el B, ya que este último no tiene la proteína M2 sino una proteína sustituta llamada NB que no es afectada por la amantadina.

* Oseltamir (Tamiflu) y Zanamivir (Relenza): Los nuevos virus gripales se diseminan de una célula a otra gracias a la neuraminidasa, enzima que elimina los restos de ácido siálico celular. Los antigripales zanamivir (Relenza) y oseltamivir (Tamiflu) bloquean el sitio activo de la neuraminidasa, lo que impide la diseminación del virus. Tienen actividad contra los virus A y B. El primero viene en tabletas de 75 miligramos y el segundo en forma de un inhalador bucal.

Vemos que esta medicación intenta actuar específicamente para este determinado tipo de virus, obteniéndose más efectos secundarios perjudiciales que beneficios. Por tanto podemos actuar de dos formas:

o ALCALINIZAR EL ORGANISMO:

Usamos la misma estrategia que la amantidina y rimantidina, y teniendo en cuenta que el virus necesita un pH más ácido para replicarse, podemos usar una dieta alcalina que en general sinónimo de salud, no sólo en la lucha contra el virus de la gripe:

* Desayuno: leche vegetal + yogur soja + 8 almendras + 4 pasas + 1 plátano maduro.
* Media mañana: pan integral madre o negro, dátiles o pasas, castañas.
* Comida: Ensalada o verduras cocidas al vapor; 3 días carne; 2 días pescado mín.; 1 tortilla; 1 legumbres + arroz.
* Fruta no ácida.
* Cena: Ensalada o verduras al vapor; arroz integral; trigo sarraceno; pasta integral (con verdura).
* Alimentos neutros o poco acidificantes: arroz integral, trigo sarraceno, sésamo, pan integral, pastas integrales, carnes blancas, pescado magro.
* Evitar: yogur, tomate, patatas, berenjenas, espinacas, pimientos, calabacín, lentejas.

o POTENCIAR EL SISTEMA INMUNE:

ENFERMEDADES VÍRICAS: PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

Dentro de las enfermedades de origen vírico se encuentran el catarro común, el virus de la gripe y todas sus variantes, virus del herpes zoster, virus del papiloma humano, etc. Hasta el momento la medicación existente, incluidas las vacunas, se basa fundamentalmente en aumentar el propio sistema inmune, ya que no hay remedio más eficaz que los anticuerpos para combatir cualquier tipo de virus.

Es de sobra sabido que el principal mecanismo de creación de una buena respuesta inmune se encuentra en el intestino, siendo las inmunoglobulinas A (IgA) la principal respuesta inmunomoduladora de una serie de sucesivas respuestas a través de una cascada de reacciones dentro del mismo sistema inmune. Dentro de los remedios “naturales” nuestra mejor herramienta es potenciar el buen funcionamiento de dicha IgA, lo cual logramos con una óptima salud intestinal:

* Evitar productos refinados, azúcares, productos industriales.
* Evitar productos fritos, grasas de origen industrial.
* Evitar grasas saturadas, sobre todo de procedencia animal, incluidos lácteos.
* Evitar compuestos de origen químico: pesticidas, detergentes, etc.
* Evitar productos contaminados por metales pesados, como el pescado azul de alta mar.
* Aumentar el consumo de prebióticos y probióticos.
* Aumentar el consumo de frutas y verduras frescas.
* Aumentar el consumo de grasas insaturadas.
* Aumentar el consumo de productos ricos en vitamina C.

Vitamina C: consumir alimentos ricos en este nutriente nos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico, que nos protege de las infeccciones que provocan los virus, como el de la gripe común o la gripe A. Vitamina C se encuentran en: naranja, mandarina, pomelo, fresas, kiwis, pimientos y coles.

Selenio: también ayuda a reforzar las defensas del organismo y se encuentra en huevos, carnes, pescados, cereales y legumbres.

Zinc: mineral que refuerza el sistema de defensas y puedes encontrarlo en alimentos como legumbres, hígado, huevo, mariscos, queso curado y frutos secos.

Hierbas o complementos curativas: existe un amplio abanico de hierbas y complementos que ayudan a reforzar las defensas, entre los principales están la equinácea, las perlas de ajo (que vienen en forma de pastillas), el propóleo, el tomillo y la levadura de cerveza (que se deben incluir en batidos, sopas o yogures).

Lo ideal es incluir estos alimentos en la alimentación diaria, de forma regular, en al menos 2 raciones al día para reforzar desde la dieta la prevención de la gripe común o la gripe A, si es eso lo que preocupa.

Desde un punto de vista de apoyo en suplementación, con lo que conseguimos un apoyo mucho más potente que sólo la alimentación, los productos más interesantes en cuanto a la prevención y tratamiento son el Darmocare Pro, Darmocare Para, Vitamina C, l-glutamina y Allium Sativum. Prácticamente nos aseguran un estado inmunitario “fuerte” capaz de superar cualquier agresión vírica que se nos presente. Estos productos pueden apoyarse con el consumo de productos fitoterapéuticos ricos en tomillo, equinácea y propóleo, como el Defisan.

No debemos olvidar que la principal causa de una bajada del sistema inmune se inicia con una sobrecarga hepática, que se puede dar debido a una mala higiene nutricional habitual, un exceso de consumo en un momento puntual (banquetes, etc.), un exceso de consumo de alcohol, la misma exposición a un virus, etc. En este caso lo más interesante es mantener una higiene hepática óptima, que se puede lograr con una dieta básica sana y productos como el Cardo Mariano o Silybum curcuma, Extracto de Alcachofa, y de nuevo el Allium Sativum.

Síntomas de sobrecarga hepática (5 de los siguientes síntomas):

* Malas digestiones.
* Dolores de cabeza.
* Diarrea o estreñimiento.
* Boca seca, halitosis por las mañanas.
* Cansancio sobre todo por las mañanas.
* Caspa.
* Granos en la espalda y/o acné.
* Baja tolerancia al alcohol
* Dolor hepático, dolor en hombro derecho, dolor en escápula derecha.
* Petequias.
* Mala circulación y/o edemas.
* Calambres, rigidez muscular.
* Orina oscura por las mañanas.

Energyum Sport



fabián cuenca recordprotein culturismoweb cienciadeporte federación española de aerobic santi liébana proteion aloeysalud portalesmedicos nutrition & perfomance center federacion madrileña de gimnasia todobasket buscagym.com !!! yoga y movimiento adelgazar.net enbuenasmanos en forma En forma todo corazon todo corazón
Diseñada y programada por Merkasi S.L. - Procesada en 0.0336 Segundos